Skip to Content

About: Casa de Poder Miami

Recent Posts by Casa de Poder Miami

POR SU RESPLANDOR

2 Corintios 4:6

 “Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo brillar su luz en nuestro corazón para que conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rostro de Cristo”.

 

¡Bendecidos sean los amados de Dios, que hoy en Su luz veamos Su luz. ¡SHALOM!

El amado Pablo, en Hechos 17:28, se expresó y dijo: “Porque en EL vivimos, nos movemos y somos”.

Hombres y mujeres de Dios viven dentro de este muy pequeño círculo; sus vidas, cada movimiento, toda su existencia están envuelta solo en lo que le interesa a Cristo. Para conocer nada más que a Cristo, debe de haber un fluir continuo de revelación del Espíritu Santo. Si el Espíritu Santo conoce la mente de Dios, y EL sondea las cosas escondidas y profundas del Padre, y si EL tiene que ser una fuente de agua viva que salta, entonces esa fuente de agua fluyente debe ser una continua revelación de Cristo que nunca acaba.

Mis amados, esto le espera a cada hijo de Dios que esté dispuesto a esperar en el Señor calladamente, creyendo en Fe, confiando en que el Espíritu Santo manifestara la mente de Dios. Hoy día necesitamos la Palabra infalible de Dios “una verdadera y viva revelación”. Samuel tenía esa clase de Palabra de Dios, y todo Israel lo sabía.

Cuando Samuel hablaba, de todas las voces en la región, la de él se cumplía y ninguna cayó al suelo. Hoy día, multitudes están tratando de filtrar entre todas las voces, donde solo encuentra unos cuantos granos de la verdad. ¡Solamente Cristo es la luz! Todo el mundo se encuentra en tinieblas, y solo “la luz dispersa esas tinieblas”. Puede que tú te encuentres en un lugar oscuro ahora mismo. Pedro Dijo: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como una antorcha que alumbra en un lugar oscuro”. (2 Pedro 1:19). Por otro lado Pablo dijo: Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo brillar su luz en nuestro corazón para que conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rostro de Cristo”.(2 Corintios 4:6)

Y Juan dijo: “Su reino (de satanás) se cubrió de tinieblas. La gente se mordía la lengua por causa del dolor (Apocalipsis 16:10).

Las buenas obras tuyas NO dispersaran esas tinieblas, y nuestras enseñanzas o predicas sobre temas sociales NO la cortaran tampoco. Todas tus experiencias personales NO lo lograran y voy a ir un paso más allá “aun cuando tu declares atar los poderes de las tinieblas, eso NO funcionara a no ser que la Luz de Cristo esté alumbrando”.

¡Todas las tinieblas se desvanecen a la luz de la Gloria de Dios reflejada en el rostro de Jesucristo. Estudiemos solamente a Cristo en el lugar secreto. Sirvamos al mismo Dios y somos enseñados por el mismo Espíritu Santo como todos los otros que han conocido a Cristo en Su plenitud.  

¡SHALOM!

Dr. Rigoberto Bernal  

Apóstol

0 0 Continue Reading →

SENTANDOME EN SU MESA

“…Sentándose a los pies de Jesús, oía Su palabra”

Lucas10:39

¡SHALOM, para los fieles del Señor, en esta hora de gloria!

Para este trabajo, deseo comenzar con algunas preguntas confrontativas, pero creo que van a traer propósito de vida a nosotros. ¿Qué es lo que más quiere nuestro Señor de aquellos que confiesan ser devotos y fieles a EL? ¿Qué será lo que lo complace y bendice? ¿Será que construyamos más edificios, más templos, más institutos bíblicos? ¿Más albergues e instituciones para los que sufren?

Mis amados, todas estas cosas son buenas y necesarias, ¡Pero aquel que NO habita en edificios hechos por el hombre quiere mucho más que eso!

Salomón, mis amados, creyó haber edificado un Templo para Dios que perduraría para siempre, pero en unos cuantos años ya estaba en decadencia, y en menos de 400 años, estaba completamente destruido. Creo que lo que nuestro Señor desea de sus hijos, de su pueblo y de su iglesia es “Creo que lo que nuestro Señor desea de sus hijos, de su pueblo y de su iglesia es “¡Tener comunión con EL! ¡Ser uno con EL! ¡Y sentarnos en Su mesa de comunión!”. Lo que te estoy hablando es de un lugar donde tener intimidad y pasar tiempo juntos. A eso los antiguos le llamaban “Altar Con Dios”, que vengamos a EL continuamente para recibir alimento, fortaleza, sabiduría y tener comunión.

Es triste decir esto, pero esta generación tiene una revelación limitada del Señor Jesucristo porque muchos están ausentes del banquete–  “el banquete es tener comunión con EL” –¡Los asientos están vacíos! Pocos conocen la grandeza y majestuosidad de ese llamado tan alto en Cristo Jesús. Nosotros equivocadamente recibimos nuestro gozo espiritual cuando servimos (es bueno), en lugar de recibirlo al tener “Comunión”. Estamos haciendo más y más cosas por un Señor del cual conocemos menos y menos!, nos agotamos, vamos a cualquier lugar en esta tierra, y nos entregamos a trabajar para EL… “¡Pero muy rara vez vamos al banquete!” ¡Tomamos casualmente la mesa del Señor, sin estar seriamente deseosos de tomar nuestro asiento y aprender de EL!

El apóstol Pablo, en sus epístolas hizo referencia a los tres años que él pasó en el desierto de Arabia. Eso fueron tres años gloriosos, sentado en los lugares celestiales a la mesa del Señor. Fue allí donde Cristo le enseñó a Pablo todo lo que él llegó a conocer, y la sabiduría de Dios se manifestó en él. ¡El haberse convertido no fue suficiente para Pablo! ¡EL haber tenido una visión sobrenatural de Cristo, el milagro de haber escuchado su voz desde los cielos no fue suficiente! ¡él había captado una visión fugaz del Señor y quería más! Algo dentro del alma de Pablo clamó: “¡Oh, que pudiese conocerlo!”

No es de extrañarse que el pudiera decirle a todo el sistema cristiano de las edades: “Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado” (1 Corintios 2:2). Él estaba diciendo: “que el judaísmo de Jerusalén guarde sus legalismos. Que otros aleguen sus puntos doctrinales. Que los que buscan ser justificados por sus obras se agoten intentándolo. Pero yo: “¡Yo quiero más de Cristo!”. Iglesia amada, santos del Señor, este es un buen día y un excelente momento para saber qué es lo que quieres tú. A mí no me respondas, solo piénsalo y asume tu verdadera respuesta. Luego cambia. O mantente firme.

¡SHALOM!

Dr. Rigoberto Bernal

Apóstol

0 0 Continue Reading →

ESCONDIDOS EN CRISTO

¡Bendecidos, cada uno de ustedes, que el roció de los collados eternos esté cayendo sobre vuestras vidas. ¡SHALOM!

Mis amados, es interesante observar lo que registra Éxodo 33. Moisés no lo sabía, pero Dios estaba por darle una revelación mayor de Su Gloria y de Su naturaleza. Esta revelación iría más allá de la amistad, más allá de la intimidad. Es una revelación que Dios quiere que cada uno de nosotros conozcamos, especialmente en este tiempo que nos ha tocado existir. El Señor le dijo a Moisés que le mostraría Su Gloria: “Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro y proclamaré el nombre del Señor delante de ti” (Éxodo 33:19). Luego le dijo: “No podrás ver mi rostro… porque ningún hombre podrá verme y seguir viviendo…  cuando pase mi Gloria, yo te pondré en una hendidura de la peña, y te cubriré con mi mano hasta que haya pasado” (33:20-21). Resulta interesante entender, que la palabra hebrea que aquí se traduce como “Gloria” significa: “Mi propia persona”. Dios le estaba diciendo a Moisés “Yo mismo pasaré cerca de ti”. Pero otra traducción lo dice de esta manera: “Te esconderé en una cavidad de la roca, y te defenderé con la protección de mi poder hasta que yo haya pasado”. Esto es lo que el apóstol Pablo quiere decir cuando se refiere a que estamos “escondidos en Cristo”. Cuando le fallamos a Dios (cuando pecamos gravosamente contra la luz), no debemos permanecer en nuestra condición caída. En lugar de eso, debemos correr rápidamente a Jesús, para ser escondido en la roca.

Pablo describe más, “nuestros padres… todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo” (1 Corintios 10:1, 4). ¿Cuál fue la gran revelación de su persona que Dios le dio a Moisés? Y ¿Cuál es ésta verdad que nosotros debemos santificar en nuestros corazones? Es la siguiente: “El Señor dijo a Moisés “…prepárate, pues, para mañana, sube de mañana al Monte Sinaí… y descendió el Señor en la nube y permaneció allí junto a él (con Moisés); y el proclamó el nombre del Señor. El Señor pasó por delante de él y exclamó: “¡Jehová! ¡Jehová! ¡Dios fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira y grande en misericordia y verdad, que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, pero que ningún modo tendrá por inocente al malvado. (Éxodo 34:1, 2 y 5-7).

Mis queridos amados, aquí estaba la revelación más gloriosa, el cuadro completo de quien Dios es. El Señor le dijo a Moisés: “Ven a esta roca en la mañana”. Te voy a dar una esperanza que te sustentara. Te mostraré mi corazón como nunca lo había visto antes”. ¿Cuál fue “La Gloria”? que Moisés buscó que el Señor le mostrara. Esta es la Gloria: “Un Dios quien es misericordioso y piadoso, tardo para la ira y grande en misericordia y verdad, que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, pero que ningún modo tendrá por inocente al malvado”.

CRISTO ES LA EXPRESION PLENA DE ESA GLORIA. Verdaderamente, todo lo que está en el Padre, está completo en el hijo y Jesús fue enviado a la tierra para traernos esa gloria a nosotros. Y es mi oración, que tú sientas deseos fervientes de tomarla hoy mismo para tu vida y para todos aquellos a los que amas.

¡SHALOM!
Dr. Rigoberto Bernal
Apóstol

0 0 Continue Reading →

El que Puede…Puede!

Texto:

Lucas 1:37: “Eso demuestra que para Dios todo es posible” (TLA).

¡Bendecidos, cada uno de ustedes, que el SHALOM de Dios esté cayendo en su vida cual rocío!

Mis amados, la Escritura dice acerca de Israel, algo muy triste: “Y volvían, y tentaban a Dios, y ponían límites al Santo de Israel”. (Salmos 78:41). Esta nación se apartó de Dios en “Incredulidad”. Y de igual manera, yo creo que limitamos a Dios hoy día con nuestras “dudas e incredulidades”. Confiamos en Dios en la mayoría de las áreas de nuestras vidas, pero nuestra Fe siempre tiene “fronteras y límites”. Tenemos por lo menos una pequeña área que resguardamos, en la cual, realmente NO creemos que Dios va a cumplir con nosotros.

Algunos en áreas como la salud, seguramente hemos orado por la sanidad de alguien más o menos cercano. Pero muy a menudo, cuando se trata de la sanidad de uno mismo o de nuestros propios seres amados, entonces se limita a Dios. Tenemos que comprender y aceptar que nosotros limitamos a Dios. Hay que comprender y aceptar que nosotros limitamos a Dios en el área de la salud. Hemos orado por sanidad física de muchos, y hemos visto a Dios hacer milagros tras milagros. Pero cuando se trata de nuestro propio cuerpo, limitamos a Dios. Tenemos temor de dejar que EL sea Dios para nosotros, entonces nos empapamos con medicamentos o corremos a ver al doctor, aun antes de orar por nuestra sanidad. (No estoy diciendo que es malo ir medico). Pero algunas veces encajamos en la descripción de aquel que: “Tampoco buscó al Señor sino a los médicos” (2 Crónicas 16:12).

A veces nos pasa que tenemos una saludable Fe, para orar en el sentido de que el Señor derribe murallas espirituales, en cualquier país, sea éste africano o asiático, o algún otro. Pero cuando se trata de la salvación de nuestra propia familia, no tenemos ni un gramo de Fe. Tú piensas: “Dios no debe querer hacer esto”. “Mi familia es un caso difícil”. “Parece que Dios no me escuchará en éste asunto”. Si eso fuera la verdad, tú no lo estás viendo a EL como Dios. Tú estás ignorante de cómo es Dios. El deseo de Dios es hacer: “Todas las cosas mucho más abundante de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros” (Efesios 3:20). Si lo oyéramos, entenderíamos que Dios está diciéndonos: “Hijos, me han atado las manos, me han puesto grilletes”. ¿Cómo puedo sanarte cuando tú no crees que verdaderamente lo haré? “Tus dudas me impiden que yo sea Dios para ti. Te digo lo siguiente, tú no me conoces a no ser que conozcas que yo estoy más dispuesto a dar de lo que tú estás de recibir”.

Israel murmuró continuamente, “¿Podrá Dios…?”. EL nos abrió camino por el Mar Rojo, pero, ¿Podrá darnos pan? Dios le dio pan. Es más, EL les aderezó mesa en el desierto. “¿Pero podrá darnos agua? Preguntaron ellos. EL les dio agua de una roca. “¿Pero podrá darnos carne?” EL les dio carne desde el cielo. “¿Pero podrá librarnos de nuestros enemigos?” Una y otra vez Dios proveyó y libró en cada área. Pero aun así, el pueblo se pasó cuarenta años diciendo: ¿Podrá Dios…? ¿Podrá Dios…? Mis amadas y amados, en lo que a nosotros atañe, lo que deberíamos estar diciendo es: ¡Dios lo puede! ¡Dios puede! ¡EL pudo! ¡Dios puede! ¡Y PODRÁ! ¡DIOS PUEDE Y HARA TODO LO QUE PIDAMOS Y CREAMOS QUE EL PUEDE HACER!

¡SHALOM!

Dr. Rigoberto Bernal

Apóstol

1 0 Continue Reading →

Su Voz en Mí

Juan 10:16 “…Y oirán mi voz”.

 

Aquellos que conocen verdaderamente a Dios, han aprendido a reconocer su voz por sobre todas las demás. EL quiere que tú estés convencido absolutamente que EL desea hablar contigo y decirte cosas que nunca has visto ni escuchado antes. Creo que para todo hijo de Dios esto ha sido uno de los principales conflictos que se ha tenido que manejar, ya que siempre viene la duda de si es Su voz la que habla  a nuestra alma. Sabemos lo que EL dijo acerca de esto: “Que sus ovejas necesitan conocer la voz del maestro”. Así que, al igual que tú, también he dudado de mi habilidad para escucharlo a EL.

Me he pasado mucho tiempo “comprobando” la voz que estaba escuchando, y cuando era algo demasiado grande o demasiado misterioso para mí, entonces pensaba: “Esto no puede ser de Dios”. Además, el enemigo también puede hablar. La carne habla; los espíritus mentirosos hablan. O sea, una multitud de voces vienen a nosotros todo el tiempo. ¿Cómo puedo conocer la voz de Dios? Me parece que se requieren tres cosas de  aquellos que van a oír la voz de Dios.

Primero: “Debo tener una confianza inamovible de que Dios quiere hablarme”. Tú debes estar completamente persuadido y convencido de que Dios anhela hablarte. Verdaderamente, EL es un Dios que habla y Él quiere que tú conozcas Su voz para hacer Su voluntad. Lo que Dios te diga (y esto es muy importante), nunca se saldrá de los “parámetros” de las Escrituras. Y tú no tienes que tener un doctorado ni un master para entender Su voz. Todo lo que tú necesitas es un corazón que dice: “Yo creo que Dios verdaderamente desea hablar conmigo”.

Segundo: “Tiempo de Calidad y Tranquilidad”. Tú necesitas estar dispuesto a encerrarte con Dios y dejar que todas las otras voces se callen. Es verdad, Dios nos habla durante todo el día. Pero cada vez que EL ha querido edificar algo en nuestras vidas, Su voz ha llegado solo despues de que hemos acallado todas las otras voces excepto la de EL.

Tercero: “Pida con Fe”. No conseguiremos nada de Dios (incluyendo el oír Su voz) a no ser que nosotros verdaderamente creamos que EL es capaz de transmitirnos su manera de pensar y hacer posible que entendamos su perfecta voluntad. Jesús dice, ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide pescado le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo le dará un escorpión? (Lucas 11:11-12). En otras palabras, si tú le pides a tu Padre Celestial “Una palabra”, “una dirección clara”, “una corrección divina”, “una necesidad en particular”. ¿Crees por un momento que en lugar de eso, EL dejará que venga el diablo a engañarte? Suponte que un hijo llama a su padre cada noche pidiéndole dirección y consejo. Pero un día, el padre decide jugarle una broma al hijo, y contrata a un imitador para que conteste el teléfono (alguien que imite su voz). Cuando el niño llama, el impostor le da toda clase de consejos raros y dirección falsa. De pronto, el hijo está absolutamente confundido y desconsolado porque todo lo que él escucha va en contra de lo que ha aprendido de su padre.

¿Qué clase de padre dirías tú que es ese hombre? ¡Uno cruel! Mis amados, tengamos por certeza que nuestro Padre nunca jamás procederá así. Dios tampoco es un loco bromista. EL  no permitirá que el diablo te engañe. “Cuando Dios habla, la paz viene y satanás no puede falsificar esa paz”. Si tú estás en un lugar de silencio y tranquilidad, convencido de que Dios puede hablarte, entonces tú tienes una certeza que nunca cambia. Tú puedes ir a Dios mil veces, y recibir la misma palabra. ¡Porque EL es de confiar!

¡SHALOM!

Dr. Rigoberto Bernal

Apóstol

0 0 Continue Reading →

Ya puedes adquirir Predicas en linea

En cada predica, descubrirás la Voz de Dios para tu vida, familia y ministerio. Cada una de ellas va cargada de unción y revelación.

Por una pequeña inversión podrás escucharlas, compartirlas y alimentarte con ellas y permite que en tu diario vivir, cada una de estas poderosas enseñanzas de fruto al ciento por uno!

Ademas podrás ordenar alguna predica de algun dia especifico en nuestro formularios de pedidos.

Accesa a http://www.casadepodermiami.com/ para adquirir estas predicas.

0 0 Continue Reading →

 

Recent Comments by Casa de Poder Miami